14 agosto 2020
Bar del Convent
Image default

Matcha Latte // Ginseng Latte

Entre las especialidades del Bar del Convent encontrarás nuestros deliciosos Matcha Latte y Ginseng Latte. Hoy Cinthia nos comparte la receta de estas bebidas que están llenas de historia y beneficios.

El Matcha viene de la tradición nipona de la conocida ceremonia del té. Es un polvo hecho de té verde de alta calidad que le da a las bebidas un característico sabor amargo que algunos no podemos dejar de beber. Además de ser de un sabor perculiar y bastante popular, tiene maravillosos beneficios como lo son la mejora la concentración, reducción de riesgo cardiovascular y mejora la piel.

El té de Ginseng es un té medicinal Coreano conocido por sus famosos beneficios: reduce la inflamación, ayuda a la función cerebral, aumenta los niveles de energía, no se recomienda a personas con hipertensión arterial.

¿Qué vas a necesitar?

    • 1,5 cucharadita de té verde en polvo Matcha // té en polvo Ginseng
    • 2/3 cucharadas de agua caliente
    • 1 cucharadita de azúcar (opcional)
    • 1 leche o bebida vegetal

Y ¿Cómo lo vas a hacer?

  1. Pon el té en una taza grande con agua caliente y bátelo bien
  2. Emulsiona la leche hasta formar una crema espumosa y compacta
  3. Vierte la leche en la taza de té y decora con canela al gusto

¡No puedes dejar de probar estas recetas de cafetería en casa! Además, para los intolerantes a la lactosa o los veganos, pueden probar hacer los lattes con bebidas vegetales.

Hay que tener en cuenta que las bebidas vegetales tienen menos grasa que la leche, y por ello costará más que se haga la crema espumosa, pero ¡quedará igual de delicioso!

Completa tu alacena con los ingredientes para tener variedades interesantes con las que puedes alternar al café.

Matcha latte // Ginseng latte

Matcha Latte // Ginseng Latte Matcha Latte // Ginseng Latte Imprimir
Porciones: 1 Tiempo de preparación:
Nutrition facts: calories fat

Ingredientes

  • 1,5 cucharadita de té verde en polvo Matcha // té en polvo Ginseng
  • 2/3 cucharadas de agua caliente
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional)
  • 1 leche o bebida vegetal

Instrucciones

  1. Pon el té en una taza grande con agua caliente y bátelo bien
  2. Emulsiona la leche hasta formar una crema espumosa y compacta
  3. Vierte la leche en la taza de té y decora con canela al gusto


Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumimos que aceptas las políticas de privacidad y las políticas de cookies.
En caso contrario, puedes seleccionar la opción "Leer más"para aprender a bloquear el uso de las cookies.

Aceptar Leer más